DISTURBINGCODES

DISTURBINGCODES

Visits

WELCOME

jueves, 25 de octubre de 2012

Sed de Muerte [Revisitado]

 
 
 
 


Bert celebra el callado grito agónico de su víctima antes de morir. El disparo en la sien ha resultado fulminante y el suplicio le ha procurado un deleite que solo consigue cuando la magnitud del dolor ajeno crece según marcan sus pautas. Pero eso siempre depende de la fortaleza del otro. Sin limpiarse la sangre de las manos enciende un pitillo, se acomoda en el sofá de cuero viejo y enciende el televisor para ver la últimas noticias acerca del caso del “Carnicero de Buttenheim”. No hay novedades en el proceso de su búsqueda. Suspira tranquilo.

Gira la muñeca izquierda, el reloj le recuerda que en una hora espera una nueva visita. Tiene que ducharse, ponerse ropa limpia y enfriar champán. Pero se toma su tiempo en cavilar si merece la pena descorchar un Dom Pérignon o tal vez algo menos sofisticado. Al fin y al cabo las putas de lujo suelen perder demasiado pronto la consciencia.


Texto y Foto: Javier Ubieta



1 comentario:

  1. Un descorche merecido. Una tarea muy dura la de tener que limpiar esa sangre luego...

    Zepequeña.

    ResponderEliminar