DISTURBINGCODES

DISTURBINGCODES

Visits

WELCOME

viernes, 29 de marzo de 2013

NINETEEN FORTY ONE by Juanma Carrillo









28 de marzo de 1941. I feel certain I am going mad again. I feel we can't go through another of those terrible times. And I shan't recover this time. I begin to hear voices, and I can't concentrate. So I am doing what seems the best thing to do”. Estas cinco escuetas frases son solo una parte de la triste despedida que Virginia Woolf dejó escrita en una nota para su marido antes de que se suicidara, arrojándose al río Ouse con los bolsillos cargados de piedras.

22 de Junio de 1941.
La Alemania nazi invade la Unión Soviética, en la operación militar más expansiva de la Segunda Guerra Mundial. Con la Directiva 21 [llamada en código "Operación Barbarroja"], la primera orden operativa para la invasión de la Unión Soviética, Hitler decide destruir mediante el uso de la fuerza militar, cualquier señal que se pudiera percibir como una amenaza comunista hacia Alemania y despliega, para la invasión, casi 200 divisiones con máxima capacidad de lucha.

7 de diciembre de 1941. La aviación japonesa ataca por sorpresa la base naval de Pearl Harbor en Hawai, donde se concentra la flota de guerra norteamericana del Pacífico. 350 aeronaves japonesas acaban con la vida de más de 2400 estadounidenses. El ataque lleva directamente a la entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, tanto en los escenarios de la guerra de Europa como del Pacífico.

Paralelo al rodaje de su primer largometraje, “Islandia”, y con “Hielo Quema” esperando su turno, Juanma Carrillo rinde homenaje, con "Nineteen forty one", a todos aquellos que vivieron doce interminables meses cruentos, despiadados y tristemente letales. El mismo año en que la actriz alemana Marlene Dietrich consigue la nacionalidad estadounidense y Orson Welles, en “Ciudadano Kane” presenta el discurso con más tino sobre la pérdida del poder en la obra maestra, parte del mundo se desangra en un capítulo de la historia del siglo XX protagonizado por la dictadura, la traición, la corrupción y el odio.
 
 
 
 
 
 
 
 
Decía Jacques Rigaut que hay que olvidar para poder seguir. Juanma Carrillo decide, en cambio, echar la vista atrás, para relatar una historia pausada y frenética, barroca y liviana, oscilante entre episodios de excelencia que generan un virtuosismo al que muy pocos artistas han tenido la oportunidad de -siquiera- acercarse. La versión de "19NINETEENFORTYONE41" que he visto, conforma un estudiado asedio que arrasa con las emociones del espectador. Sangre, sudor y lágrimas en impecables encuadres de paisajes hiperreales, desiertos o habitados por personajes que caminan atravesando planos enteros con destinos indefinidos, pero que se juntan en un solo terreno. Áquel donde vive la extraordinaria descomposicion de las texturas de los sentimientos. El brillo que desprenden la música, la fotografía o la imagen, es inexplicable si no se recurre al gesto indefinible que provoca una sacudida por trepidación violenta. Es imposible permanecer inalterable ante 1941. Juanma se codea, sin pretenderlo, con la majestuosidad de la lírica cinematográfica. Lo mejor es que, al no cortejarla, la renueva y la ensalza con lo genial de su misterioso hacer.
 
 
http://juanmacarrillo.com/

 
 
Texto: Javier Ubieta
 

4 comentarios: